Volver al inicioFrances    Inglés    Alemán    



El castillo fortificado de Trémazan


Kersaint, municipio de Landunvez


Inscrita en el inventario de Monumentos Históricos en 1926.

Visible sólo desde lejos

Entrada formalmente prohibida :
propiedad privada y peligro de derrumbe.





GPS : 48°33'01N  4°42'43 W



   Desde St-Renan, diríjase hacia Argenton por la D68 y, de cara al mar, gire a la derecha. Continúe hacia el norte y 1,5 km más adelante, gire a la izquierda y tome la carretera turística. Ésta recorre 5 km a lo largo de la magnífica costa de Landunvez. Después del gran aparcamiento final, siga esta carretera bordeada de casas hasta llegar a la bonita playa de Trémazan, cuyo acceso está parcialmente bloqueado desde la última guerra por un muro antitanque. Aparque enfrente, a la derecha de la carretera. Desde allí, se puede ver la torre del castillo a lo lejos.
Las ruinas se encuentran en tal estado de abandono que, por razones de seguridad, su acceso no está permitido. Pero es posible ver la torre del homenaje y el palomar más de cerca continuando a pie hacia Kersaint y tomando la primera pequeña carretera a la derecha.


En las inmediaciones del aparcamiento, la Comunidad de Municipios ha instalado un panel explicativo ilustrado.



   El gran torreón cuadrado es el de un antiguo castillo fortificado en ruinas. Estaba flanqueado al este por viviendas que conducían a dos torres redondas y este primer complejo estaba bordeado por un profundo foso. Más al este había una estructura avanzada, un gran patio de armas rodeado de murallas y equipada con una torre en cada esquina. Estos dos conjuntos fortificados eran enlazados por una pasarela de madera lanzada sobre el impresionante foso. El acceso se hacía por una carretera que conducía a un puente levadizo en el noroeste a partir de la orilla.


Plano aproximado elaborado por Alain FERRAND:
"Le château de Trémazan", 1905.
Este arqueólogo es autor de excavaciones personales
realizadas en el sitio en 1904.




Plano establecido en 2001 por la asociación "SOS Château de Trémazan"
que realizó un estudio minucioso de las ruinas, una maqueta
y una serie de paneles expuestos en la Casa de los Canónigos de Kersaint.

Cuidado, la orientación de los planos es la del paisaje
visto desde el panel explicativo.


Un lugar en particular

Aunque estamos acostumbrados a ver castillos fortificados encaramados en terreno alto, no es el caso aquí. La fortaleza fue construida en un valle pantanoso, ahora aislado del océano por una duna por la que pasa la carretera.


Plan d'ensemble extrait de «Le Château fort de Trémazan»
© JYB/ «SOS Château de Trémazan» 2001.
La estrella roja indica la ubicación del panel explicativo.


Pero basta con mirar la playa de Trémazan, donde el mar se retira muy lejos en marea baja, para comprender que en este lugar la arena de la bahia de Portsall, empujada por el viento y las corrientes, se acumula rápidamente. Por lo tanto, se puede suponer que desde principios de la Edad Media el paisaje ha cambiado considerablemente. Situado en una ría, el foso del castillo estaba probablemente conectado al mar cuando fue excavado. La ubicación del castillo tenía por objeto permitir a sus ocupantes responder rápidamente en caso de peligro veniente del mar. Y obviamente estamos pensando en los autores de las incursiones marítimas, pero también en la piratería. La fortaleza era prácticamente invisible desde el mar y desde la cima de su torreón de 25 m de altura se podía observar fácilmente toda la costa. El llenado con arena progresivo de la bahia de Portsall con la formación de la duna debe haber contribuido al abandono del castillo.

   ¿Un viejo palacio?

   La primera mención de un "palacio" en Tremazan aparece en el relato de una leyenda por el hermano Albert Le Grand, cronista del siglo XVII, en "Vie des saincts de la Bretaigne armorique", Nantes 1637.
  Esta crónica cuenta la trágica leyenda, en el año 525, de San Tanguy, hijo del Señor Golon de Trémazan. Puede leerla en este sitio web en la página Fontaine Sainte Haude. Los dueños del castillo que llevaban el nombre de "Du Chastel" siempre reclamaron esta ascendencia. Sin embargo, actualmente no hay evidencia en el sitio del castillo de que haya habido alguna construcción feudal temprana.

   Construcción y ampliación del castillo

  Se desconoce la fecha de construcción de la torre de piedra que podría haber sucedido a una posible torre de madera de los primeros siglos de la Edad Media. Sólo sabemos que el castillo fue destruido en 1220, y que fue reconstruido por Bernard du Chastel cuando regresó de la cruzada alrededor de 1250. Según el arqueólogo Alain Ferrand, la mazmorra sólo habria reparada. Pero los estudios de La dendrocronología es un método de datación de maderas antiguas. Se basa en el estudio de anillos concéntricos, que se pueden ver sobre cualquier tronco cortado. Estos anillos anuales son más o menos importantes, más o menos espaciados según el clima de cada año. Haciendo comparaciones con otros anillos de madera bien fechados, podemos fechar de nuevo madera que a su vez se utilizará para fechar los otras. dendrocronología sin embargo, las vigas están fechadas aún más recientemente: ¡a finales del siglo XIV! Evidentemente, nuestros conocimientos sobre este castillo medieval son demasiado imprecisos. Está gracias a su aislamiento geográfico y a la reciente consolidación de sus ruinas, hay sido conservado hasta ahora.



   Varias obras de fortificación, sin duda escalonadas a lo largo de los siglos XIII y XIV, siguieron a la construcción de la torre del homenaje : el primer recinto y las viviendas adosadas a la muralla de unos quince metros de altura y 2,80 metros de ancho. La defensa la proporcionaban por los matacánes construidos a lo largo del camino de ronda, por dos grandes torres de 20 m de altura y 10 m de ancho, así como por la torre del homenaje que quedaba en el exterior. Los fosos fueron excavados y luego fue construidas en el siglo XV el enorme patio trasero, totalmente separado de la primera estructura y destinado a albergar a la población en caso de emergencia. Se han creadas en las murallas aspilleras para usar piezas de artillería. Este impresionante conjunto, con su Los matacanes eran galerías cubiertas que rodeaban el muro perimetral con vistas al pie exterior de las murallas. matacanes l de madera y las viviendas cubiertas de pizarra afirmaban el poder del señor propietario. Fue sin duda en su momento una de los mayores castillos fortificados de Francia.


Restitución hipotética del castillo del XIV siglo
por Pierre Audibert, Asociación "SOS Château de Trémazan" © 1995


Poderosos señores, eternos guardianes del rey :

  Maestros de un territorio que incluyaba todo el Bas-Léon hasta Brest, la familia Du Chastel fue, de hecho, hasta el siglo XVIII, una de las alcurnias señorialas más grandas y poderosas de Bretaña. Varios de ellos se distinguieron al servicio del Rey de Francia.
  Guillaume II Du Chastel, ganador de una flota inglesa frente la Pointe Saint-Mathieu en 1403, fue chambelán del rey Charles VI.
  Su hermano Tanguy III Du Chastel, un valiente militar y preboste de París, salvó al delfín, el futuro Charles VII, entonces de 10 años, durante la revuelta de los Cabochians en 1413.

tableau de Tanguy III
Auguste Couder, 1828: Tanguy III du Chastel salvando al Delfín
© Musée des Beaux-Arts, Rennes



También se sabe que, como uno de los líderes del partido de Armagnac, participó en el asesinato del duque de Borgoña Juan el Intrépido en la reunión de Montereau en 1419. Diez años más tarde, en Chinon, el Delfín aceptó recibir a Juana de Arco por consejo suyo.
  Su sobrino Guillaume III Du Chastel fue nombrado oficial de la casa del rey. Guerrero valiente, como Bertrand du Guesclin, tuvo el privilegio de ser enterrado junto a los reyes de Francia en la basílica de Saint-Denis.

St-Denis: tumba de Guillaume III Du Chastel
© Photos Danielle Lambert-Motte
 


  Su epitafio es el siguiente :

"Aquí yace el noble Guillaume Du Chastel de la Basse Bretagne, pannetier del rey Carlos VII y mozo de cuadra de mi señor el Delfín, que murió el 23 de julio, en el año de nuestro Señor de 1441, durante el asedio de Pontoise mientras defendía el paso del río Oise, en dicho día que el duque de York lo pasó por El verbo "cuider", en francés antiguo, significaba: pretender, creer que es verdad. « cuider » para levantar dicho asedio, y agradó al rey por su gran valor y los servicios que le había prestado en muchos aspectos, y especialmente en la defensa de esta ciudad de Saint-Denis contra el asedio de los ingleses, que fuera enterrado aquí. Diera Dios gracias por él. Amén."

  Tanguy IV Du Chastel, hermano de Guillaume III, sucediendo a su tío Tanguy III, entró a su vez en el servicio de Charles VII, y cubrió personalmente los gastos funerarios del rey en 1461. El duque de Bretaña François II, padre de Anne de Bretaña, lo nombró Gran Maestre de su hotel y capitán de la ciudad de Nantes. Tanguy IV fue herido de muerte durante el sitio de Bouchain (Norte) en un intento de proteger al rey Louis XI. El rey lo enterró delante de su futura tumba en la basílica de Cléry Saint-André ("Loiret"), donde hoy se yacen los dos.

tombe de Tanguy IV
Cléry-St-André : Tumba de Tanguy IV
© Photo YL

  Entre las generaciones siguientes de la familia Du Chastel, muchas que se distinguíron en la Marina Real. « Antigüedad de Penhoët, valor de Chastel, riqueza de Kermavan y caballerosidad de Kergounadeac'h » Un dicho rindió homenaje a su valentía y fueron llamados los « reyes de Brest ». Otros eran altos dignatarios eclesiásticos.

El abandono del castillo :

  Durante el siglo XVII, la antigua fortaleza ya no satisfacía las necesidades residenciales de sus propietarios ni la defensa de la región. Simplemente fue abandonado por la familia Du Chastel y un siglo más tarde, sólo el Recaudador General encargado de administrar el señorío se alojó allí. Una granja ocupa la propiedad.
El castillo ancestral, ya en mal estado, se convirtió en propiedad real, fue vendido como propiedad nacional durante la Revolución y luego completamente desierto. Es probable que se utilizado entonces como cantera de piedras, de ahí el estado de su actual deterioro.
  Después de 1890, el último habitante de las ruinas fue un mendigo apodado Napoleón, que fue alojado por el alcalde de la ciudad en el palomar. Mostraba las ruinas a los curiosos.



  Este Otro palomar, ver nuestra página " el palomar de Lanhalla " se puede visitar en el Pays d'Iroise. en la comuna de Plouarzel palomar sigue siendo visible desde la pequeña carretera a lo largo de la pared noreste de la finca. No podemos visitarlo.



   La asociación "SOS Château de Trémazan" se ha fijado la tarea de sacar del olvido a este complejo fortificado, uno de los más poderosos de Bretaña. Es gracias a su acción que las ruinas están muy temporalmente protegidas de un colapso general por estructuras y paneles de madera.



***


Gracias por su ayuda a Jean-François LE MENEC, Presidente de "SOS Château de Trémazan", y por los documentos que amablemente nos ha proporcionado.


Yannick Loukianoff


MÁS INFORMACIÓN

    La asociación "SOS Château de Trémazan" ha publicado dos libros que pueden adquirirse en la Casa de los Cañonigos, Kersaint, 29840 Landunvez.

SOS Château de Trémazan 2001 SOS Château de Trémazan 2006


   El primer, dirigido a los jóvenes y al público en general, este bien ilustrado. Primero trata de la leyenda que rodea al castillo y luego coloca la fortaleza en su tiempo. La historia y la arquitectura están entrelazadas a lo largo del libro. Este libro bien documentado fue la basa principal de esta página.
    El segundo, destinado a un público más informado, contiene las actas de un coloquio multidisciplinario de tres días celebrado en Brest en junio de 2004 sobre el tema del castillo de Trémazan. Arqueólogos, genealogistas, heráldicos, dendrocronólogos o petrográficos se encontraron con historiadores, pintores y dibujantes. El libro contiene el texto completo de sus comunicaciones.




Código QR de esta página:


Descargar este flashcode

***