Volver al inicioFrances    Inglés    Alemán    



Las estelas olvidadas de La Madeleine


Municipio de Locmaria-Plouzané





GPS : 48°23'N  4°40'28 W



Es realmente necesario saber que allí hay estelas galas para poder descubrirlas al pie de esta cruz abandonada invadida por la vegetación.



Acceso :    Desde Brest, tome la D789 en dirección a Le Conquet. A unos doce kilómetros, después de un gran descenso seguido de una importante subida, llegamos a la aldea de Goasmeur. Gire a la derecha hacia Saint-Renan. Después de 3 km, mirando con atención, se puede ver en el lado izquierdo de la carretera la cima de una cruz que apenas supera la vegetación. Es difícil estacionar a lo largo de esta carretera tan transitada. Es mejor entrar por la entrada de la parcela cerca de la cruz. Da acceso a ella.

Desde St-Renan, tomar la D67 hacia Le Conquet. Luego, a 4 km, la carretera que lleva a Plougonvelin. A 3 km, a la derecha, aparcar en una entrada de campo a lo largo de la cruz, cuya cima apenas se puede ver.


  Esta propiedad privada está abandonada. En la Edad Media, había una leproseria, es decir, un hospital reservado a los leprosos, y una capilla. La cruz es el único vestigio de estas construcciones. A pesar de los helechos, zarzas y arbustos que han invadido el lugar, podemos distinguir las estelas, cada una colocada en un ángulo del emplazamiento.

La estela del Norte :



  La estela de la esquina norte, arriba, es la primera que descubiertamos. Su sección es cuadrangular. Tiene una altura de 1,60 m y una pequeña excavación rectangular en su parte superior.

La estela del Este:




  La estela oriental de arriba, aparece tan pronto como se quiere pasar al otro lado de la cruz. De sección octogonal, tiene un perfil ligeramente convexo. Su altura es de 1,47 m.

La estela del Sur :



   Esta estela de 1,29 m de altura tiene aristas cóncavas. Fue tallada en granito porfidico blanco del Aber Ildut, a 7 km de distancia.

La estela del Oeste :

  La buscamos en vano entre los matorrales. Sus escombros, cuando la estela todavía estaba intacta en 1989, ahora están espacidos sobre el suelo. Este monumento de 1,85 m de altura tenía la particularidad de tener una gran muesca en su parte superior, como se puede ver en el dibujo de abajo. ¿Fue un intento de reducirlo a la altura de la estela norte? También hay una muesca en la estela de Ty Baol expuesta al jardín lapidario de Keraudy en Plougonvelin. Según algunos arqueólogos, estas rendijas podrían haber sido utilizadas para fijar una cuerda que sostenía las ofrendas. Pero en La Madeleine, la forma misma de la estela habría evitado que cualquier lazo de cuerda se deslizara hacia abajo sin necesidad de inmovilizarla en una muesca. Por lo tanto, la cuestión sigue abierta y usted puede ofrecernos su explicación.


Dibujo de Etienne MOREL, 1926

   Por lo tanto, estas cuatro estelas son diferentes. Aunque se reunieron en torno a esta cruz en una fecha indeterminada, no hay indicios de que fueran originalmente vecinas o incluso contemporáneas entre ellas. El acto de vandalismo que destruyó la estela occidental demuestra lo necesario que es salir del olvido y conservar todos estos pequeños monumentos de más de 2000 años de antigüedad.

El dibujo del comandante Etienne MOREL está extraído de « Les stèles de l'âge du fer dans le Léon », de Marie-Yvane DAIRE y Pierre-Roland GIOT, Rennes, 1989.

***

Código QR de esta página :


Descargar este flashcode